Si el bonito tono del verano ha dado paso a una piel con poca luz, un aspecto cansado, a zonas rojizas o a un aumento de la sequedad, lo ideal es comenzar a actuar con una serie de pasos en casa y un tratamiento en cabina que le de ese empujón de nutrientes y luminosidad que la piel necesita en estos momentos.

Que la llegada del frío no implique una piel pálida, sino llena de vida para encarar esta temporada con ganas.

Estos cambios en la piel pueden ser causados por diversos factores, desde un pico de estrés, una exposición prolongada al sol, faltas de cuidados o factores hormonales, entre otros. Por eso es importante actuar en todas las áreas, tanto en cuidado como alimentación o en la utilización de cosméticos específicos. Esto hará que actuemos de forma más completa, integrando todos los elementos necesarios para obtener resultados y poder mantener ese nuevo aspecto luminoso por más tiempo.

 

A continuación te ofrecemos los mejores consejos y el tratamiento recomendado para iluminar la piel y así vernos radiantes hasta en el día más nublado.

 

LA LUMINOSIDAD EMPIEZA POR UNA BUENA LIMPIEZA

 

Nuestras costumbres a la hora de cuidar nuestra belleza se basan en la hidratación y nutrición de la piel, pero dejamos a un lado la importancia que tiene la limpieza facial. Una piel limpia, aparte de ser un reflejo espectacular en nuestro rostro, es la puerta de entrada para que penetren todos los principios activos que albergan los aceites, cremas y un sinfín de productos que no paramos de gastar y utilizar indebidamente en la mayoría de los casos, sin preparar previamente la piel.

El cepillo eléctrico es una buena alternativa para realizar una limpieza profunda y rápida de la piel.

 

INCORPORA EL SÉRUM EN TU RUTINA DE BELLEZA

 

Completa tu rutina de limpieza y cuidado facial con el uso de un sérum para el rostro. Estos penetran en mayor profundidad en la piel y actúan en las capas más internas. Escoge uno que contenga más activos que tu crema hidratante y aplica pequeñas cantidades antes de ésta y siempre después de haber limpiado y tonificado tu piel.

Existe una amplia variedad de estos productos pero céntrate para empezar, en aquellos que contengan altas dosis de colágeno o de antioxidantes. Perfectos para renovar las células, dar elasticidad a la piel y para aportar luminosidad, notarás los cambios si lo utilizas a diario.

 

UNA BUENA ALIMENTACIÓN ES LA BASE DE TODO

 

Una alimentación saludable nos garantiza los nutrientes necesarios para el organismo como para la piel. Es importante que estos contengan agua, vitaminas, minerales esenciales y proteínas. Si aún no los conoces puedes empezar con pequeños cambios y verás como empiezas a notar la diferencia. Incorpora a tu dieta alimentos ricos en:  vitamina C aporta luminosidad, la vitamina A previene el daño celular y la vitamina E tiene un alto poder antiedad, vitamina B5 la más hidratante, conocida también como ácido pantoténico, entre sus propiedades de belleza destaca la capacidad que tiene para hidratar la piel y la suavidad que aporta.

 

PROTECCIÓN SOLAR TODO EL AÑO

 

Una de las principales consecuencias de la exposición solar sobre nuestra piel es el aumento de la deshidratación, arrugas y manchas, y esto hace que se vea con un tono desigual, apagada y castigada. Es muy importante prevenir el fotoenvejecimiento de la piel y protegerla frente a los rayos solares, cada vez más dañinos y aplicar protección solar todo el año. Especialmente en verano si vamos a exponernos al sol. Así que no lo olvides, puedes aplicarla antes o después de la crema hidratante (o una que ya contenga FPS).

Elije el protector solar o bloqueador solar según la textura que más te guste: loción, gel, espray u otro tópico te ayudarán a evitar o disminuir las quemaduras debidas a la exposición solar. Disfruta del buen tiempo con protección.

 

TRATAMIENTOS EN CABINA RECOMENDADOS

 

Un tratamiento a base de vitaminas hará que mejore la textura de la piel, se unifique el tono y la piel opaca o con aspecto cansado desaparezca.

Si nuestro objetivo es disimular las arrugas y actuar sobre la flacidez en el rostro, los tratamientos con colágeno y ácido hialurónico harán que la piel luzca rejuvenecida y tersa. Otra opción es la radiofrecuencia que permite una remodelación del rostro siendo muy evidente en la zona del óvalo facial.

 

Share This
WhatsApp chat Consúltanos por WhatsApp